pendientes-verdeaguastyle

La sensibilidad es sentir la belleza, a tu manera

S e n s i b i l i d a d

Muchas veces me dicen que soy una persona con mucha sensibilidad para la belleza. Eso se puede interpretar de mil maneras, como todo la verdad. Pero si soy sincera, es algo que me gusta escuchar, me hace sentir algo mágico. Y cuando digo mágico, digo bueno, especial, que me hace bien por dentro.

 

La sensibilidad para mi es la forma en la que belleza se siente, y en mi caso, proceso luego en mis diseños. Sensibilidad es observar algo bonito, un mercado, un árbol, una escalera, una playa, y luego ser capaz de sentir que te mueve algo para crear.

 

La nueva colección que hemos presentado es fruto de muchos meses de trabajo, de horas y horas buscando las mejores piezas. Hemos vuelto a las joyas icónicas que macaron el comienzo de Verdeagua. Joyas con fuerza, personalidad, temperamento, pero también con ese aire bohemio, desenfadado y femenino que todos anhelamos.  Es un título amplio y que abarca mucho en si mismo, pero estaba buscando eso exactamente. No me he querido ceñir a un tema concreto como otras veces, un viaje, una flor, un color, una experiencia.

 

Cada una de ellas tiene una paleta de colores muy estudiada, con el fin de que sean combinables, esto para mi es fundamental. Quiero que cada una de las joyas que diseño os sirvan para eventos especiales, como una boda, o esa fiesta que tanto esperas. Pero  no me cansaré de deciros que son para llevarlos con tus looks diarios. Me daría una tristeza enorme que solo se usaran en ocasiones especiales y se quedaran guardados en saquitos en los cajones de vuestras casas, o en cajas… no!

 

La verdad es que estoy muy feliz con esta colección cápsula, está llena de emociones.

He creado un mandala. Me gustan los mandalas. Gracias por leerme.

 

    

 

Creo que es importante pararse y observar. Observar lo que nos rodea, lo que es importante y lo que no. Siempre he sido muy observadora. Mi madre decía que desde pequeñita en el parque abría mucho los ojos y me fijaba en todo lo que pasaba delante. Decía que se me iluminaban los ojos cuando me gustaba algo de lo que estaba observando. Suelo recordar esta anécdota de vez en cuando, en esos momentos en los que no todo sale tan bien como parece. Me da fuerza…

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.