virginia-abascal

Tejidos, gemas, cuencos y cestos. El mundo de Virginia…

Una clienta me escribió un correo electrónico hace unos días. Decidí dejar reposar las emociones y no publicar nada en las redes sociales ese mismo momento. Si os digo la verdad, estaba tan “abrumada” y emocionada que creo que no hubiese encontrado las palabras adecuadas para expresar lo que he hizo sentir ese mensaje.

 

Ahora, unos días después y sin darme cuenta, elijo la fecha de San Valentín para contaros un poquito más a cerca de mi, ya que tanto me preguntas por las redes sociales, y a veces no es fácil ponerse a escribir sobre uno mismo.

virginia-abascal

 

 

Estos retratos me las he hecho una amiga con la que trabajo en Verdeagua. Ese día estaba cómoda y salieron bien. Muchas veces pensamos que detrás de un retrato bonito es todo bonito, y no es así. También tengo una historia de tristeza, de mucho trabajo para superarla, y cada día intento hacer lo mejor de lo que tengo. Lloro mucho y soy muy sensible. Quizá demasiado romántica y sentimental, pero por otro lado todo eso me sirve para no conformarme y cambiar poco a poco lo que creo que puedo mejorar.

Pues bien, aqui voy… tengo 45 año y este verano me caerán los 46, que juntos suman 10. Tengo una marca de joyas y adornos para mujeres que buscan algo diferente, que muestre personalidad, pero siempre con aroma femenino y ese toque nómada que no puedo remediar que tengan mis piezas. A través de aprender, de observar y probar he ido encontrando la manera de que mi marca sea como una parte de mi.

Me gustan los tejidos bonitos, los cestos, mi casa está llena de ellos y guardo pañuelos, trozos de telas, cordones y bolsos de verano. Me gustan la loza, artesanal y con ese aire imperfecto que también busco en mis diseños. Utilizo los cuencos y platos para mis estilismos, buscando la armonía de color y que cada foto transmita calidez. Me gusta pasear por la ciudad, encontrarme con nuevas tiendas, panaderías, cafés, emprendedores que arrancan con mucho cariño un nuevo proyecto, y me recuerda cuando yo empecé.

 

verdeagua-tiendas

Adoro el mar, y también la montaña, sobre todo el campo en primavera cuajado de flores silvestre. He vivido 8 años en un pueblito de Segovia y ahi encontré la mayor inspiración. Tengo el privilegio de viajar, tanto a lugares cercanos como lejanos, y me apasiona perderme por los mercados y observar todo. Todo. Incluyendo las puertas, ventanas, casas…  y a veces cuánto más desconchadas más me gustan.

Ahora vivo en Madrid con mis dos hijos un un hombre que me hace muy feliz.

Bueno, os dejo, gracias por leerme. Hasta pronto.

 

 

GuardarGuardar

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.