Hay una fuerza dentro de cada uno que si nos paramos a escuchar, y vamos dejando  que conecte con nuestros sentimientos, se puede convertir en un camino increíble.

 

Desde pequeña Virginia tuvo el privilegio de viajar por países rebosantes de colorido como la India, Bali, Marruecos, Perú, Senegal, Guatemala… Todos esos mercados, puertas desconchadas, artesanos, aromas de especias y etnias marcarían una sensibilidad creativa que se transformaría en una firma de adornos hechos a mano donde la belleza imperfecta es su esencia.

 

Estudia en Amsterdam y Londres donde encuentra una fuente inagotable de inspiración y aprende a mirar el mundo desde un ángulo nuevo: la sostenibilidad. Su curiosidad innata no tiene límites.

 

Definitivamente abandona una carrera en el mundo de las relaciones internacionales en el año 2007 para fundar Verdeagua Style. Hoy es la Directora Creativa e imparte workshops y ponencias.